¿Te han diagnosticado una hernia discal?

  • 0

¿Te han diagnosticado una hernia discal?

Category : Sin categoría

El disco intervertebral es una estructura de tejidos fibrosos que une dos cuerpos vertebrales y, por tanto, se sitúa entre ambos. Está formado por el núcleo pulposo y el anillo fibroso externo, y su tamaño depende del segmento de la columna en que se encuentre. Sus principales funciones son servir como centro para el movimiento de la espalda lumbosacra, ser un medio de unión entre los cuerpos vertebrales, y apoyar y transmitir el peso del cuerpo a la vértebra que está debajo.

Si el disco intervertebral aguanta una gran fuerza externa, se puede producir una hernia discal, ya que la compresión genera presión en la columna vertebral y en el cartílago de la parte exterior del anillo fibroso. Por ello, los movimientos de flexión y de lateroflexión son los que más propician la aparición de hernias discales.

Esta patología causa fuertes dolores de espalda debido a la inflamación de algunas de las partes del disco intervertebral.

  • Diferencias entre una protusión y una hernia discal

La principal diferencia es el nivel de desgaste que sufre el anillo fibroso externo. Si éste sólo está dañado en la parte interior y el disco no sobresale al exterior, estamos ante una protusión. En cambio, si está dañada la parte delantera del anillo y el núcleo pulposo ha llegado al exterior, estamos hablando de una hernia discal.

El sistema inmunológico trata como un cuerpo extraño al núcleo pulposo. Por eso, cuando lo detecta provoca inflamación como mecanismo de reacción y, como consecuencia, se produce el dolor.

  • Tipos de hernias discales

Según su ubicación, las hernias pueden ser:

–          Hernia foraminal: Se produce por un trastorno vascular en el agujero de conjunción que provoca la compresión de la raíz nerviosa y el ganglio espinal del nivel más alto. Se suele dar entre los discos L3 y L5 y el dolor aumenta al estar mucho tiempo de pie.

–          Hernia extraforaminal: Comprime la parte externa de la raíz nerviosa a nivel de la salida del agujero por encima de la raíz de la conjunción. Por ello, el dolor se produce si la hernia es externa.

–          Hernia central: No es muy común porque los ligamentos vertebrales posteriores oponen resistencia. Según su tamaño puede causar dolor de espalda o ciática bilateral con bloqueo espinal bilateral.

–          Hernia posterolateral: Es la hernia más frecuente y puede causar ciática unilateral y dolor en la zona lumbar.

Desde FisioArantxa te aconsejamos que si sufres esta dolencia te pongas en nuestras manos antes de pasar por el quirófano, así podrás evitarte la opción más invasiva.


Fisioterapia Arantxa Sanchis