El Quiste de Baker o Quiste Poplíteo, es una acumulación de líquido articular procedente de la cápsula articular. Este líquido sinovial lubrica la articulación de la rodilla a modo de bisagra. Su acumulación se produce al debilitarse la membrana sinovial que recubre la articulación.

Cuando la presión se acumula, el líquido contribuye hacia la parte posterior de la rodilla y puede llegar a ocasionar molestias y dolor.

Cuando hay un problema en la articulación, la cápsula articular reacciona produciendo mayor cantidad de líquido, provocando un derrame articular. Este exceso de líquido se acumula en la parte posterior provocando un hinchazón en la zona y una molestia en esa pierna, el paciente siente la sensación de poca movilidad.

 

CAUSAS DEL QUISTE DE BAKER

Algunas de las causas de la producción excesiva del líquido sinovial y, en consecuencia, de la aparición de esta patología, dependen de la edad de aparición:

En los adultos mayores, generalmente es debido a procesos inflamatorios o degenerativos:

  • Artrosis
  • Artritis reumatoide

En los adultos jóvenes, son producidos en la mayoría de los casos por traumatismos que conllevan lesiones características:

  • Lesiones en los ligamentos de la rodilla
  • Rotura de menisco
  • Desgaste del cartílago articular

Por ello, es necesario tratar consecuentemente este tipo de lesiones. Un tratamiento personalizado adecuándose a la situación y lesión previa de cada paciente, nos lleva a una recuperación completa de las estructuras afectadas preservando la integridad del líquido articular de la zona poplítea para no agravar los síntomas.

 

SINTOMAS DEL QUISTE DE BAKER

Entre los síntomas que ocasiona, puede existir una inflamación dolorosa o, en el caso contrario que el paciente no refiera ningún dolor y se le diagnostica de manera casual.

Cuando existe un quiste grande puede causar:

  • Molestia o rigidez
  • Dificultad para flexionar la rodilla
  • Sensación de compresión (como si tuvieras un globo lleno de agua)
  • Hematoma en la zona posterior de la pantorrilla
  • Hinchazón

En nuestra Clínica realizamos una ecografía previa para descartar otro tipo de patología como un coágulo de sangre, ya que si hay presencia podemos intuir que el paciente pueda padecer una trombosis venosa, porque hay una similitud clínica.

El diagnóstico diferencial es esencial para un buen enfoque de tratamiento

 

TRATAMIENTO PARA EL QUISTE DE BAKER

Como hemos dicho antes, para llevar a cabo el tratamiento del quiste de baker, la realización de una ecografía en la zona posterior de la rodilla es el inicio de la sesión, para valorar todas las estructuras de alrededor y descartar otras patologías.

Una vez confirmada la lesión, las medidas del tratamiento serán:

  • Técnicas Antiinflamatorias
  • Descarga de la musculatura adyacente
  • Terapia Manual
  • Estiramientos para flexibilizar la zona
  • Movimientos articulares para aliviar la presión

Ya sabéis que, si padecéis este tipo lesión, lo mejor es que nos visitéis para daros un diagnóstico y tratamiento adecuado para evitar que la lesión empeore o, en el peor de los casos, os impida realizar vuestras actividades de la vida diaria.

 

Nuestra Clínica, Enfocada en tu Salud

Como hemos anunciado la Clínica está totalmente remodelada con nuevos gabinetes para ofreceros un mejor servicio y también hemos integrado al equipo a María, queremos que tu bienestar y salud sea nuestra prioridad.

El teléfono de cita previa es 628 693 366 y nos podéis encontrar en C/Vicente G.Peiro 7, bajo Rafelcofer (46716).