¡No todos los dolores de talón son Tendinopatía de Aquiles!

  • 0

¡No todos los dolores de talón son Tendinopatía de Aquiles!

Category : Sin categoría

Debemos tratar pacientes, y no enfermedades; por ello es fundamental no encasillarse en los diagnósticos más comunes y prevalentes, sino estudiar cada caso de forma individualizada. Este es el motivo de esta entrada a mi blog, con objeto de recordar que no todas las aquilodinias (dolor en el aquiles) son tendinopatías de este tendón; y todo surgió despues de estudiar un caso concreto un día en la clínica, donde los síntomas del paciente eran algo confusos.

A continuación revisamos 4 patologías pueden mimificar el dolor en esta zona:

  1. Tendinopatía Aquílea (Achilles Tendinopathy):

Cuando sometemos al tendón de Aquiles a una sobrecarga puntual o sostenida y sobrepasamos la capacidad de absorción de esa carga y la reparación del tendón, entonces nos encontramos con los problemas de reactividad del tendón y de forma progresiva la no reparación (Dysrepair) y por último la degeneración (Degenerative).

Los factores que pueden contribuir a la presentación de este problema son múltiples. Algunos de ellos son: Desequilibrio entre las contribuciones individuales de cada uno de los músculos que contribuyen a la formación de este tendón (sóleo y gemelos), altas cargas de entrenamiento, deportes de resistencia, peso corporal elevado, edad avanzada, defectos biomecánicos, hiper/hipo movilidad en la articulación subastragalina, flexores plantares rígidos, varón, disminución de la fuerza de flexión plantar e hiperpronación, antepié en varo, herencia (Colágeno-V- y Tenascina-C), niveles elevados de LDL, etc.

La patología puede afectar a la inserción del tendón, al cuerpo del tendón o ambos.

En el cuerpo del tendón el dolor es predominantemente medial y en la inserción puede afectar al eje central acompañado de dolor lateral y/o medial. El diagnóstico puede ser clínico y las pruebas de imagen confirman, pueden ayudar a establecer un estadio de la enfermedad o incluso a una propuesta terapéutica (que en algunas ocasiones puede ser ecoguiada).

  1. Tendinopatía del Músculo Delgado Plantar:

El tendón del músculo delgado plantar es un tendón que se sitúa medial al tendón de aquiles. En aquellos pacientes donde éste se encuentra en estrecha relación con el tendón de aquiles, se puede generar un síndrome de fricción entre ambos tendones. Es un tendón que desciende entre el músculo sóleo y gemelos para insertarse en la cara medial del calcáneo, discurriendo en ocasiones íntimamente en relación con la parte medial del tendón de Aquiles.

  • El dolor se refiere en la cara medial del tendón de aquiles (running o deportes de salto).
  • Mayor dolor en la flexión plantar. Suele acompañarse de hinchazón.
  • Es un tipo de lesión donde el fortalecimiento mediante ejercicio no es la solución.
  • Deberemos extirpar quirúrgicamente este tendón (tenotomía) y volver gradualmente a la actividad deportiva entre 1-3 meses tras la cirugía.
  1. Neuropatía del Nervio sural:

El nervio sural es un nervio sensitivo, formándose por la unión del nervio sural medial (ramo del nervio tibial) y un ramo del nervio peroneo común. Tras discurrir entre ambos gemelos, perfora la fascia sural a nivel de su tercio medio para alcanzar la cara lateral del tendón de Aquiles y dar uno de sus principales ramos colaterales, el nervio calcáneo lateral; y continuar su trayecto hacia los metatarsianos. El atrapamiento de este nervio ocurre normalmente tras lesiones por impacto o presión externa (Fx a nivel del proceso posterolateral del astrágalo, calcáneo o base del 5º metatarsiano), por mecanismo de entorsis severa, y en menor medida, puede ocurrir como resultado de un sobreuso.

  • El lugar más habitual de dolor es la región lateral al tendón de Aquiles.
  • El aumento de presión compartimental posterior en la actividad deportiva, junto a una aponeurosis sural más rígida o inextensible es la causa del atrapamiento del nervio a su salida a través de la fascia sural.
  • Es poco frecuente.
  • Más frecuente en bailarines.
  • El dolor se acentúa con flexión plantar en carga.
  1. Lesiones distales del sóleo:

Las lesiones de sóleo son comunes en las diferentes disciplinas deportivas. Existen 5 tipos diferentes de lesión de sóleo: Lesión miofascial anterior, tendón lateral o aponeurosis lateral, tendón medial, lesión miofascial posterior y lesión en el tendón central. Las dos últimas son las que podrían generar dolor en la zona aquílea y por ello nos interesan para nuestro diagnóstico diferencial.

  • La lesión del tendón central tiene un tiempo de recuperación significativamente más largo que los otros tipos de lesiones.
  • Son muy propensas a recaídas.
  • Presentan poca clínica.
  • Los factores más importantes de este tipo de lesión son el grado de retracción del tejido, la participación de los tejidos circundantes y, en menor medida, el edema.
  • Frecuentes en corredores de TRAIL en montaña por sobrecarga.
  • Es crucial conocer la ubicación exacta de la lesión en sóleo para realizar una óptima propuesta de RTP.

Otras lesiones que pueden provocar dolor en la zona distal (baja) de la cara posterior de la pierna son:

  • Síndrome compartimental posterior superficial.
  • Tennis leg (rotura de la unión miotendinosa del gemelo medial).
  • Lesiones vasculo-nerviosas.
  • Rotura del tendón de Aquiles.
  • Bursitis preaquílea o retroaquilea
  • Apofisitis calcanea.
  • Espolón de Haglund.

Fisioterapia Arantxa Sanchis