Estamos entrando en la época de cambio de temperaturas, y los virus empiezan a corren a sus anchas. La sintomatología derivada de estos virus es principalmente infecciones respiratorias muy comunes en bebés menores de 2 años.

El VRS (Virus sintersticial respiratorio) es el virus más común que la produce. Este ataca a los bronquiolos (la parte media-profunda del pulmón) y los síntomas más comunes son:

 

  1. Rinorrea: presencia de moco, normalmente espero en la nariz.
  2. Tos: primero seca y después productiva.
  3. Inflamación seguida de una fase mucosa a nivel pulmonar.
  4. Dificultad para respirar.
  5. Fiebre

La fisioterapia respiratoria pediátrica se realiza durante la fase mucosa, disminuyendo el riego de hospitalizaciones derivadas de las complicaciones de esta patología.

¿Qué se consigue con la fisioterapia respiratoria pediátrica?

  • Mejorar la permeabilización de las vías aéreas y disminuir la obstrucción de estas. Esto va a mejorar la saturación de oxígeno, el apetito del bebé, el sueño y su estado general
  • Aumentar la expansión del tejido pulmonar
  • Reeducar el patrón ventilatorio y la movilidad de la caja torácica
  • Desarrollar la fuerza de la musculatura respiratoria y la preparación al esfuerzo

¿En qué consiste una sesión de Fisioterapia Pediátrica Respiratoria?

  1. Evaluación fisiopediátrica

Primero de  todo, valoramos al pequeño de dos maneras: una mediante auscultación, para saber de qué tipo es el ruido bronquial, ya que nos da información sobre la localización y tipo de moco. Y la segunda, es a través de la monitorización del oxígeno, la frecuencia y el patrón respiratorios.

  1. Técnicas Fisiopediátricas

Una vez tenemos todos los datos, utilizamos técnicas respetuosas con la anatomía de los bebés y totalmente indoloras, ayudando a evacuar los flemas del pulmón y facilitamos la ventilación-oxigenación de una forma rápida y eficaz.

 

  1. Formación a los papás

Enseñamos a los papis la función de la medicación, cómo administrarla de forma correcta (con cámara espaciadora), el lavado y mantenimiento del material, así como otros consejos para minimizar el riesgo de sobreinfección.

Ya sabéis que, si vuestro pequeño padece alguna de estas patologías, lo mejor es que nos visitéis para daros un diagnóstico y tratamiento adecuado para evitar un mal desarrollo del bebé o que el problema repercuta a un nivel mayor.

Como hemos anunciado la Clínica está totalmente remodelada con nuevos gabinetes para ofreceros un mejor servicio y también hemos integrado al equipo a María especializada en Pediatría, queremos que tu bienestar y salud sea nuestra prioridad.

El teléfono de cita previa es 628 693 366 y nos podéis encontrar en C/Vicente G.Peiro 7, bajo Rafelcofer (46716).