Fascitis Plantar: Causas

  • 0

Fascitis Plantar: Causas

Category : Sin categoría

Antes de empezar a hablar de las causas en sí, te voy a dar una visión general y profundizaré en el tema posteriormente.

FisioterapiaArantxa

La fascitis plantar es una lesión común en personas de entre 40 y 60 años de edad, siendo más frecuente en mujeres. Esta lesión se da en personas que practican deportes o tienen trabajos que requieren estar de pie, caminar o correr sobre superficies duras durante largos períodos de tiempo. Por ejemplo, corredores, carteros, enfermeras y bailarines. Es bastante común en las personas con sobrepeso.

Causas de la fascitis plantar

1. Entrenamiento erróneo y material defectuoso:

  • Incremento excesivo de la actividad (el famoso “demasiado, demasiado pronto, demasiado rápido”) al volver a ejercitarte después de una lesión o cuando se empieza a practicar un nuevo deporte. No empieces a ejercitarte como un loco o a hacer tanto como solías hacer antes de lesionarte. Tu cuerpo tiene que acostumbrarse a la nueva situación, tiene que adaptarse a la vuelta a la normalidad tras un periodo de inactividad.
  • Demasiadas cuestas y trabajo de velocidad. Igual que antes, tómatelo con calma.
  • No estirar los músculos de la pantorrilla correctamente. Estos músculos no tendrán la flexibilidad apropiada y esto conduce a un movimiento repetitivo y de alta velocidad de pronación del pie, con el consecuente sobreestiramiento de la fascia plantar, que conduce a la lesión.
  • Correr sobre superficies duras, lo cual aumenta el impacto.
  • Calzado inadecuado. Los zapatos de tacón acortarán el tendón de Aquiles y esto se traducirá en más estrés sobre la fascia plantar (recuerda que la fascia plantar está unida al tendón de Aquiles mediante conexiones fasciales); las chanclas (sandalias, cholas, chalas, albarcas) porque, a no ser que tus músculos del pie y tobillo sean muy fuertes, los pies no tendrán suficiente apoyo y pueden pronar excesivamente y esto causar un estiramiento excesivo y continuo de la fascia plantar; y el calzado viejo, por la misma razón que las chanclas. El calzado debe ser plano, con cordones, con buen soporte para el arco y amortiguación. La realidad, aunque muchas personas están en contra de esto, es que el cambio de calzado o poner plantillas (a ser posible hechas a medida) en el calzado, por lo general, ayuda a reducir los síntomas. Sin embargo, la forma ideal de actuar sería fortaleciendo los músculos del pie y tobillo para un mejor soporte del arco plantar.
  • Pobre flexibilidad y fuerza de los músculos flexores plantares (músculos de la planta del pie).
  • Sobreestiramiento del tendón de Aquiles como resultado de una contracción muscular intensa y el estiramiento pasivo de un tendón de Aquiles tenso.

2. Factores anatómicos y biomecánicos:

  • Pronación excesiva del pie, ya que causa un estrés continuo de la fascia y, por lo tanto, dolor. Aparentemente un 81-86% de personas con fascitis plantar pronan en exceso.
  • Sobrepeso en fascitis plantarSobrepeso. Es debido al exceso de carga que el pie tiene que soportar, lo cual aumenta la tensión de la fascia, llevando a degeneración y dolor. La obesidad parece estar presente en el 70% de los pacientes con fascitis plantar.
  • Embarazo (sobre todo al final del embarazo). El aumento de peso en un corto período de tiempo causa un aumento de la tensión en la fascia. Los cambios hormonales juegan un papel importante también, ya que aumentan la flexibilidad de la fascia más allá de lo normal.
  • Disminución de la dorsiflexión de tobillo. La marcha normal requiere un mínimo de 10 ° de dorsiflexión de la articulación del tobillo. Si la persona tiene menos de 10 ° de dorsiflexión, el pie va a compensar con una pronación excesiva y el consecuente aumento de la tensión de la fascia plantar.
  • Pies planos, pies cavos (arco pronunciado) o un patrón de la marcha anormal. Afectan a la forma en que los pies soportan el peso, poniendo un estrés añadido en la fascia plantar, lo que se traduce en que la fascia trabaje más.
  • Espolón calcáneo y limitación de la extensión de la
    Espolón calcáneo en fascitis plantar

    articulación metatarsofalángica del primer dedo o dedo gordo (movimiento del dedo gordo del pie hacia arriba). Ten en cuenta que esto no significa que si tienes un espolón calcáneo, vas a tener fascitis plantar.

  • Continuo acortamiento de los músculos de la planta del pie. Por ejemplo, conducir durante largos períodos de tiempo puede causar esta lesión en el pie del acelerador.

 

                                                                                                                                  La fascitis plantar está a veces relacionada con enfermedades que cursan con artritis (inflamación de las articulaciones), tales como la artritis reumatoide, la enfermedad de Reiter o la espondilitis anquilosante.


Fisioterapia Arantxa Sanchis