El síndrome patelofemoral en el ciclismo

  • 0

El síndrome patelofemoral en el ciclismo

Category : Sin categoría

El complejo articular de la rodilla en el ciclismo se ve sometido a importantes cargas ya que es la musculatura extensora de rodilla la que aplica mayor fuerza en el gesto del pedaleo. A esto hay que sumarle el número de veces que se mueve por minuto lo que nos puede dar, que en una salida de 2 horas de bicicleta, la rodilla realice más de 9.600 movimientos.

Factores de riesgo intrínsecos

En el ciclismo no tenemos componente muscular excéntrico ni puesta en tensión de la fascia del pie para dar rigidez al miembro inferior lo que conlleva que exista un componente de valgo de rodilla mayor que en la marcha. Asimismo, el ciclista, al pasar la mayor parte del tiempo sentado en el sillín, provoca un acortamiento del músculo recto femoral lo que a su vez va a provocar una alteración mecánica de la articulación patelofemoral.

Existen multitud de factores de riesgo internos, desde malformaciones de la tróclea femoral, ángulos Q por encima de los 15 grados, pies planos, pies cavos inestables, torsiones tibiales, etc

Factores de riesgo externos.

Para el abordaje biomecánico del síndrome patelofemoral en el ciclismo es muy importante conocer el material con el que trabajamos. Dentro de estos factores de riesgo externos tenemos la posición global del ciclista, altura y retroceso del sillín, longitud de las bielas, posicionamiento de las calas, cadencia de pedaleo y técnica de pedaleo.

Actualmente en el mercado encontramos mucha variedad en el material, lo que nos garantizará un buen trabajo para paliar las secuelas de este síndrome


Fisioterapia Arantxa Sanchis