Ejercicio y Verano, ¿Compatibles?

  • 0

Ejercicio y Verano, ¿Compatibles?

Category : Sin categoría

¿Puedo hacer ejercicio con tanto calor? ¿No es malo hacer ejercicio en verano? ¿A qué hora debo entrenar? ¿Tengo que usar la misma ropa que en invierno? ¿Tengo que entrenar, sea la hora que sea, y a la misma intensidad que siempre? ¿Qué puedo hacer para seguir entrenando y no alejarme de mi objetivo?

¡Claro qué puedo hacer ejercicio en verano! Nuestro cuerpo no entiende que sea verano, invierno o que tengamos menos ganas que de costumbre. Eso sí, a la hora de hacer ejercicio en esta estación, vamos a tener en cuenta algunos factores extras que nos van ayudar a rendir mucho mejor en nuestro entrenamiento y que, para nada, son difíciles de mantener.

Desde Fisioterapia Arantxa Sanchis, os damos estos consejos:

  • La mejor hora para entrenar: Si vas a entrenar en un centro adaptado y con la ventilación adecuada, no vas a notar mucho la diferencia de temperatura con estos meses atrás. Pero si, por ejemplo, te gusta correr y, de vez en cuando, hacer alguna sesión de ejercicio al aire libre, la cosa cambia. Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde, cuando todavía no está el sol en su plenitud o está cerca de oscurecer, son las más idóneas y en las que deberías aprovechar para entrenar.
  • Equipación deportiva: Tenemos que intentar, como siempre, usar ropa cómoda y adaptada al tiempo que tenemos mientras entrenamos. En este caso y con estas altas temperaturas, camisetas y pantalones cortos van a ser nuestro mejor aliado. Hay que recordar, como ya sabemos, que no por sudar más, vamos a perder más peso. Sino, que este exceso de sudor va a reducir nuestro rendimiento.
  • Hidratación: Siempre es importante estar bien hidratado pero, en esta ocasión, tiene un plus de importancia. Este exceso de calor va a provocarnos una gran sudoración para poder mantener nuestra temperatura corporal y, sino queremos sufrir un golpe de calor y deshidratación, es vital beber agua antes, durante y después del ejercicio.
  • Tipo de entrenamiento: Lo ideal es que las variaciones de nuestro entrenamiento nos las marque nuestro especialista en ejercicio. Y, si vamos a entrenar al aire libre, ya sea a una hora adecuada o a las horas con más calor, debemos ser conscientes de nuestras limitaciones y, lo mismo, no debemos realizar el entrenamiento completo o, simplemente, bajar un poco la intensidad de ese día para poder terminar nuestro entrenamiento y que sea una sesión óptima.
  • Crema solar: La crema solar no es solo para ir a la playa y a la piscina. Si vamos a entrenar al aire libre, no debemos de olvidar echar el bote de crema solar y ahorrarnos un posible susto.

Hacer ejercicio en verano cuesta un poco más de lo normal y, sin seguir estas recomendaciones, puede resultar peligroso a todo el mundo. Sin embargo, si aprovechamos estos consejos y, por ejemplo, lo combinamos con una buena ducha, un baño en la piscina o en la playa, al terminar nuestra sesión de ejercicio, puede ser un verdadero placer.

¡DISFRUTA DEL EJERCICIO SALUDABLE EN VERANO!


Fisioterapia Arantxa Sanchis