Consejos para Semana Santa

  • 0

Consejos para Semana Santa

Category : Sin categoría

Desde Fisioterapia Arantxa Sanchis se recomienda a los costaleros responsables de cargar los pasos de Semana Santa realizar una preparación previa y progresiva, así como un buen calentamiento antes de iniciar la marcha.

Los problemas de rodilla o tobillo, las lumbalgias, las hernias, los esguinces de rodilla o tobillo o las roturas de menisco, son algunas de las lesiones más frecuentes a las que se enfrentan los costaleros durante esta época del año en la que se incrementa el esfuerzo físico de manera exponencial en poco tiempo y que muchas veces están producidas por una mala distribución bajo el paso.

En este sentido, y para evitar sufrir lesiones durante estos días,  recomendamos acudir a nuestra Clínica antes y después de Semana Santa, ya que los costalero realizan un esfuerzo eventual y debe prepararse con tiempo suficiente para evitar posibles lesiones. Tres meses antes de las procesiones es el tiempo recomendado para comenzar a prepararse para un esfuerzo en el que la prevención es clave.

    1. Durante la marcha es fundamental que los costaleros mantengan la cabeza erguida y la mirada al frente para prevenir posibles lesiones en el cuello, así como contraer la musculatura abdominal y lumbar y mantener una postura correcta con el tronco erguido y la espalda recta.
    2. Se debe pisar con toda la planta del pie, no flexionar del todo las articulaciones de la muñeca y el codo, utilizar medidas de protección como las fajas o los vendajes sobre las partes más susceptibles de sufrir lesiones y beber líquidos de forma continuada. Estas indicaciones deben realizarse al tiempo que se está pendiente del movimiento y postura de los compañeros, de las órdenes del capataz y de cumplir con las órdenes de prevención de cada paso.
    3. Tras la procesión,  se recomiendan parar lentamente y realizar ejercicios de estiramientos, así como seguir moviéndose para enfriar los músculos, de la misma forma que cuando se realiza otro tipo de deporte.
    4. La fisioterapia puede ayudar a los costaleros a prevenir las lesiones compatibilizando los entrenamientos con el tratamiento fisioterapéutico para conseguir que la musculatura no llegue sobrecargada y pueda responder de forma adecuada ante cualquier imprevisto, ya que una musculatura contracturada no tiene la misma capacidad de respuesta y los reflejos son menores.

Fisioterapia Arantxa Sanchis