CIATALGIA, dolor en la espalda baja, cadera y pierna.

  • 0

CIATALGIA, dolor en la espalda baja, cadera y pierna.

Category : Sin categoría

La ciatalgia se caracteriza por un dolor insistente y agudo en todo el territorio de inervación del nervio ciático mayor (espalda baja, cadera y pierna).

En la mayoría de los casos por una compresión del mismo.

Es también llamada neuralgia del nervio ciático.

Este nervio esta compuesto por ramas del plexo lumbosacro y sacro, se lo puede agrupar con los nervios del tipo mixto ya que su inervación es de carácter sensitivo (piel de la parte externa de la pierna, dorso y planta del pie) y motor (para los músculos de la parte post del muslo y toda la pierna).

Generalmente la afección es de origen radicular, es decir, en su origen (las ramas anterior y posterior de la raíz anterior del nervio espinal) y no del nervio en si.

Sin embargo hay casos en los que el nervio se ve afectado en su recorrido.

Clasificación
  1. Ciatalgias de origen articular: este tipo de ciatalgias presenta un dolor unilateral, (sólo hacia un lado del cuerpo), con una irradiación a la parte posterior de nalga y pierna al inclinar y rotar el tronco hacia el lado de la ciatalgia.
  2. Ciatalgias ligamentarias: provocadas por tensiones de los ligamentos e incluso esguinces de los mismos, tienen características propias: aparecen después de mantener de forma prolongada una posición o al final de la amplitud articular. Se incrementa la sintomatología con los cambios de posición. Tienen tiempo de latencia, es decir, desde que se estimula el ligamento con un cambio posicional hasta que aparece el síntoma transcurre un tiempo, normalmente de unos 10 minutos. Así por ejemplo, si estamos sentado, y pasamos a ponernos de pie, mientras se realiza este cambio de posición puede aparecer dolor, al estar ya de pie, este dolor desaparecerá , pero posiblemente al estar uno diez minutos manteniendo esa poción de pie el dolor volverá a aparecer.
  3. Ciatalgias de origen muscular:Existen músculos que pueden presentar puntos gatillo que provocan un dolor referido que simula una ciática, pasamos a describir los más comunes: Psoas, su zona de irradiación es hacia el pliegue inguinal, hacia la zona sacroilíaca y en el territorio de L5-S1.
  4. Dolor irradiado muscular:

    Piramidal: irradia al polo inferior de la articulación sacroilíaca, hacia el glúteo y 1/3 posterior de del muslo hasta hueco poplíteo. Hay que tener en cuenta que una hipertonía de este músculo también puede provocar una ciatalgia por compresión del nervio ciático. Aproximadamente en un 20% de la población el ciático atraviesa este músculo, y en el restante 80% el ciático pasa justo por debajo. Por lo tanto, el primer grupo tiene muchas posibilidades de sufrir esta ciatalgia, y el segundo grupo, aunque con menor frecuencia, también puede sufrir esta sintomatología.

Síntomas
  • El síntoma principal es el dolor intenso y agudo proveniente de la zona glútea (lugar por donde surge el nervio) siguiendo hasta la pierna por su parte posterior y externa y el pie.
  • El dolor empeora cuando se tose, se estornuda o se flexiona el pie o la rodilla.
  • Se presenta tipo punzante con adormecimiento del territorio del ciático.
  • Debilidad muscular y pérdida de masa muscular.
  • Alteración de los reflejos rotuleanos y del tendón de Aquiles (músculos bíceps y soleo)
Diagnostico de la ciatalgia

Una correcta anamnesis: diferenciando los distintos tipos de dolor y sus orígenes.

Examen neurológico: realizando pruebas musculares, de los reflejos y de sensibilidad.

Examen ortopédico: utilizando los test ortopédicos lumbares para precisar el diagnóstico, algunos de estos test son los siguientes: entre los que destacan:

– Laseguesi es positivo sabemos que existe tensión del nervio ciático nos da información además del posible origen de la irritación radicular.
Braggard: unido al lassegue nos pueden determinar si nos encontramos ante una hernia discal.
Bonneteste test positivo nos puede indicar atrapamiento del ciático en el músculo piramidal.
-Test de Gillet: nos puede indicar fijaciones en la articulación sacro- ilíaca que pueden provocar ciatalgias.
Examen radiológico: las radiografías y sobretodo la resonancia magnética nos ofrece información muy importante para elaborar un diagnóstico preciso.

Recomendaciones

Existen ejercicios y consejos de higiene postural y ergonomía que ayudan a evitar estas lesiones, mejorando las condiciones físicas del entorno laboral y explicando la forma correcta de realizar esos gestos repetitivos.

Cuando aparecen los primero síntomas es aconsejable acudir a tu fisioterapeuta para poder clarificar que estructuras pueden estar influyendo en la patología e iniciar un tratamiento de forma precoz. Como en la mayoría de las lesiones cuanto menos tiempo transcurra desde el inicio de los síntomas al tratamiento mejor será el resultado de éste. Especialmente en este tipo de lesiones donde, el nervio podría estar sometido a compresión, y a que las estructuras nerviosas tienen un tiempo de regeneración muy largo, así que conviene, que estas estructuras no pasen mucho tiempo en condiciones de compresión.

El conocer los auto-estiramientos de estas zonas puede ser de gran ayuda.

Sería recomendable el realizar estos estiramientos al menos un par de veces al día, sobretodo, después de la actividad laboral que en muchas ocasiones es repetitiva y fatigosa para nuestras estructuras corporales.

Existe un pequeño truco cuando el dolor o la tensión están localizados en la zona de la nalga, consiste en colocarnos tumbados boca arriba con una pelota de tenis sobre esta zona.

La presión que ejerce nuestro peso corporal sobre la pelota, hace que esta zona se relaje, mejorando en ocasiones nuestras molestias al menos momentáneamente.


Fisioterapia Arantxa Sanchis